Briñas

Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción

Entrada lateral a la Iglesia.
Entrada lateral a la Iglesia.
Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción.
Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción.

La Iglesia Parroquial se alza junto a la Plaza de la Constitución.

Es un impresionante edificio de sillería comenzado a finales del siglo XVI y cuya conclusión se llevó a cabo en el siglo XVII.

El edificio consta de una nave de tres tramos con capillas a toda la altura con contrafuertes, crucero y cabecera ochavada de tres paños. Arcos de medio punto sobre pilastras toscanas cruciformes, soportan bóvedas de lunetos con intradós decorado geométricamente, excepto en el crucero, donde hay cúpula sobre pechinas y en la capilla mayor, con bóveda abocinada. A los pies hay coro alto sobre lunetos. La torre está en el hastial oeste al centro con tres cuerpos de sillería y chapitel, de los cuales el bajo, cubierto con crucería sencilla, sirve de pórtico a una portada adintelada con marco de moldura rota. Al lado sur, en el segundo tramo, hay otra portada bajo gran arcada en arco de triunfo con ingreso de medio punto entre pares de corintias con imágenes de San Cornelio y San Cipriano en hornacinas y segundo cuerpo con hornacina con imagen de la Asunción entre pilas compuestas y frontón redondo.

Parece edificio trazado inicialmente a fines del XVI, quizá por Francisco Martínez de Goicoa y construido fundamentalmente a lo largo del XVII, terminándose hacia 1670 por Francisco Larriba. La torre se construye a partir de 1672 por Cosme de Solano. La portada del sur es obra de comienzos del XVIII; también se le conoce como Puerta del Sol.

Lado Evangelio

Interior de la Iglesia.
Interior de la Iglesia.

En el baptisterio, última capilla, lienzo del Bautista, barroco del XVII, donación del beneficiado Perea. En la segunda, retablo de dos cuerpos con salomónicas con uvas, barroco de fines del XVII, con imagen titular de la Virgen de vestir y otra coetánea de Santo Obispo. En el pilar, imagen de San Roque, romanista de fines del XVI o comienzos del XVII. En la primera capilla, lienzo del Santo Entierro, barroco de fines del XVII, retablo de banco, cuerpo y ático con columnas de hojarasca, barroco de la primera mitad del XVIII, con imágenes coetáneas de San José, titular y San Francisco. En el pilar, imagen de Santo Obispo, rococó de fines del XVIII. En el brazo del crucero, retablo moderno con imagen titular de la Virgen del Rosario, neoclásica de fines del XVIII.

Presbiterio

Órgano de la Iglesia.
Órgano de la Iglesia.

Gran retablo mayor de arquitectura clasicista con banco y tres cuerpos en cinco calles, con corintias y entablamentos, con imaginería romanista; de arriba abajo y de izquierda a derecha hay: los cuatro Evangelistas, los cuatro Padres de la Iglesia, Santa Lucía y Santa Bárbara en el banco; Anunciación, San Pedro, los santos Cornelio y Cipriano titulares, San Pablo y Visitación en primer cuerpo; Natividad, San Juan Bautista, Asunción, Santiago y Epifanía en el segundo cuerpo; San Lorenzo, San Bartolomé, Calvario, San Andrés y San Esteban en el último. Realizado hacia 1620 por el arquitecto Lope de Mendieta y el escultor Hernando de Murillas y policromado hacia 1645 por Juan Ruiz de Salazar.

Lado Epístola

En el brazo del crucero retablo similar al parejo, moderno, con imagen titular del Crucifijo de tamaño natural, neoclásica de fines del XVIII o comienzos del XIX. En el pilar, imágenes del Crucifijo, barroco de la primera mitad del XVIII y de la Virgen del Rosario, romanista de comienzos del XVII. En la primera capilla, retablo de banco, cuerpo y ático, similar al frontero, barroco de la primera mitad del XVIII, con imágenes de San Antonio, titular y San Sebastián, coetáneas y gran lienzo de la Virgen del Carmen con Ánimas.

En la última capilla, imágenes de tamaño natural de la Dolorosa y el Ecce Homo, de vestir y Cristo Yaciente, del XIX.

En el Coro alto, silla rococó obrada hacia el 1767 por Manuel de Moraza. En un trastero de la torre, imagen de San Pedro, romanista de fines del XVI o comienzos del XVII y piezas de retablo clasicista de la primera mitad del XVII.

Sacristía

La escalinata de la Iglesia.
La escalinata de la Iglesia.

Es un saliente junto a la portada principal y cuenta con un campanillo y espadaña. Imágenes de la Virgen del Rosario (0,30), una romanista de comienzos del XVII y otra barroca de la segunda mitad del XVII Y del Crucifijo, barroco de mediados del XVII; cáliz dorado, clasicista del XVII; gran lienzo de la Inmaculada, barroco de fines del XVII; terno blanco con bordados del XVII y otro de difuntos con caídas y cenefas alusivas, clasicista del XVII, quizá obra de Andrés de Estremiana de 1627.

Rodeada por un petril de 25 m de altura por el lado Norte, Este y Sur, adornado con pináculos rematados por bolas, incluye una escalinata de acceso desde la Plaza de la Constitución en forma de arco de círculo que se ramifica en dos tramos, también en forma de arco de círculo y en el encuentro, se ha erigido un elemento exento del resto del petril, pero con similares adornos, que alberga una hornacina rematada por frontón.

Bajo las escaleras de acceso a la iglesia hay una bodega subterránea hasta mitad del templo. Paredaña con la iglesia, otra bodega con dos ventanas para los lagos, junto a la puerta del campanario.

En la Plaza de la iglesia, Puerta del Sol, el espacio que la circunda, era antiguamente cementerio.